lunes, 23 de febrero de 2009

Venezuela - Los Diablos de Yare






Anne Strebe

Venezuela es mi país adoptivo. Llegué al sur de Venezuela hace 20 años con un contrato de trabajo por 4 años - sigo aquí y la familia creció, primero un esposo criollo; seguido por dos adolescentes criollos. Amo mi patria adoptiva, sus costumbres y tradiciones.Como todos los países de nuestro contienente, hoy en día la mayorìa de la población ya no es el indígeno nativo de cada región.






En todos los paises los nativos viven retirados y en su mayoría en reservaciones. Cada uno de nuestros países en su momento fueron favorecidos por determinados grupos europeos, quienes primero eran los colonizadores y más recientemente por personas quienes por diferentes motivos se vieron obligados a dejar su tierra natal y buscar suerte, sustento o simplemente una manera de sobrevivir en el "Nuevo Mundo".


Tanto los conquistadores como las generaciones posterioes de emigrantes formaron el caracter especial de cada uno de nuestros países. Tenemos una fuerte influencia portuguesa en Brasil, reflejada incluso en el idioma, podemos ver claramente que en Argentina predomina la influencia italiana y española. En Colombia también hay una fuerte influencia española, pero distinta a la de Argentina.


En Venezuela predomina la influencia española; llamados los Maruhantos en los tiempos coloniales. Debido al clima tropical, los colonos españoles se vieron en la necesidad de importar mano de obra - por las condiciones climáticas - se trajo mano de obra para los campos de las costas de Africa.Como en todas partes, donde se trajo mano de obra de ultramar, las reglas oficiales eran que "nadie se mezcla" Blanco con Blanco, Negro con Negro y los indígenas nativos en los rincones que les fueron asignados por los nuevos amos del país. Lamentablemente estos rincones eran los menos favorables, muchas veces pantanosos y sin valor para las plantaciones de frutas, café y cacao que fueron durante muchos siglos la riqueza de Venezuela.



Como nota - el petróleo solo fue descubierto en el siglo 19 y los dueños de las haciendas al principio lo llamaban "el excremento del diablo" ya que varios pozos de petróleo que se abrieron de repente después de una fuerte tempestad destrozaron las plantas de café y el dueño de la hacienda pensaba que había perdido todo.





Las razas principales que convivían en Venezuela, quienes a pesar de "las reglas" se mezclaron pronto dieron origen al Criollo. Que es un "criollo" - muy simple, una mezcla del "Maruanto" (blanco de padres europeos nacido en Venezuela), del indígeno y del africano.Gente orgullosa y de gran belleza física. Pero no solo se mezclaron las razas - también se mezclaron las costumbres de cada cual - y de ello nacieron costumbres nuevas - las costumbres y tradiciones que hoy en día son típicas para Venezuela. La mayoría de estas costumbres son relacionadas con las festividades cristianas, Navidad y Semana Santa.


La tradición de los Diablos de Yare.San Francisco de Paula de Yare es la capital del municipio Simón Bolívar del Estado Miranda. Está situado en el Valle del Tuy Medio, a unos 70 kilómetros al sur de Caracas.La tradición quiere mostrar el poder de las fuerzas divinas sobre las malignas y se reafirma cada Jueves de Corpus Christi, cuando en diferentes pueblos de la costa venezolana se rinde honor al Santo Patrono San Francisco de Paula. La fiesta comienza con la danza de los Diablos de Yare y culmina con una misa en la que el bien se impone ante los demonios.


Se trata de una tradición que existe desde hace 300 años. En un derroche de colorido, bailes y cantos el tradicional pueblo de San Francisco para celebrar la víspera de Corpus Christi. La Cofradía tiene su sede en la propia Iglesia de San Francisco de Paula. Por su organización, tradición y concurrencia, los Diablos de Yare son los más célebres del país; sin embargo ese mismo día otras poblaciones de la región central Naiguatá, Ocumare de la Costa, Cata, Cuyagua, Capaya, Patanemo, Chuao, Guacara, Canoabo, Los Caneyes, Tocuyito, San Rafael de Orituco, Tinaquillo y Turiamo- abren sus espacios para que los diablos liberen sus ímpetus bulliciosos, revoltosos y malignos a través de la danza y terminen rendidos al Santísimo Sacramento.




RITOS DE RENDICIONES


La celebración comienza el miércoles con el permiso y la bendición del párroco, sigue con un velorio donde se cantan fulías, recitan décimas, rezan rosarios y salves hasta el amanecer. Las procesiones que duran hasta las 6 pm; luego salen desde la capilla de El Empedrado hasta llegar a El Calvario, donde se hace el Velorio de Cruz. El jueves inician la verdadera celebración del Corpus Christi, a las 9 am se cumple una oración por los promeseros fallecidos en el cementerio.Rendiendo devoción al Santo Patrono San Francisco de Paula, al Santísimo Sacramento y a Jesucristo. Al día siguiente -jueves de Corpus- los promeseros vestidos de diablos realizan danzas alrededor de la plaza y se ubican frente a la iglesia. Luego el obispo celebra la homilía en la iglesia. Se juramentan los promeseros nuevos y le siguen las procesiones.Una vez finalizada la misa, la eucaristía es colocada a las puertas de la iglesia y es cuando se establece una especie de lucha entre los diablos y la custodia. Finalmente, los diablos se rinden ante el Santísimo y se arrodillan en señal de sumisión, de esta forma representan la victoria del bien sobre el mal. Los diablos recorren las calles, vestidos de rojo y con máscaras, bailando al ritmo de un corrío y, ya cuando están ante el altar o se rinden en señal de respeto, bailan a ritmo de bamba, que es un toque más reverencial.



LOS PERSONAJES


Sólo los hombres pueden ser diablos, visten de máscaras, alpargatas, pantalones y camisas completamente rojas, llevan una cruz de palmas benditas, el rosario y una medalla del Santísimo, que por ser difícil de conseguir se sustituye por otra medalla de una imagen religiosa cristiana. Llevan en una mano una maraca en forma de diablo y en la otra un látigo. "Diablito" cansadoLa jerarquía es definida por las máscaras: el primer capataz usa cuatro cachos; segundos y terceros capataces tres cachos; los arreadores también tres, pero más delgado el del medio; los asistentes de arreadores tienen el tercer cacho más pequeño. Las mujeres visten de faldas rojas y camisas blancas, no llevan máscaras.Existe la Diabla Mayor, que es la primera capataz, luego las asistentes y arreadoras, que se encargan de recoger a los rezagados. La mujer oye la misa como lo hacen los Diablos, además va a todos los sitios con ellos, se encarga de darles agua, comida, cuidar a los niños y no bailan por las calles con máscaras sino en una casa donde piden prestada una máscara y bailan al frente del altar por una promesa. Todas las promeseras visten faldas rojas y cotas blancas. En la cabeza llevan un pañuelo rojo o blanco. La Capataz es la máxima autoridad en cuanto a las mujeres, viste totalmente de rojo y sin máscara.




INVITACIONES Y OFRECIMIENTOS



Pablo Azuaje, primer capataz de los Diablos Danzantes, tiene 19 años como Diablo Mayor y un ofrecimiento para el jueves de este año (2003): "Mi danza de este año será para que nuestros gobernantes agarren el rumbo y cesen las discordias".Carlos González, párroco de Yare desde noviembre de 1993, expresa: "Es un día para rescatar en el pan de la verdad, la unión, no para que todos piensen igual, sino para que se respeten”.Aldrin Antequera, uno de los jóvenes cajeros o tamboreros desde hace más de 20 años, se encarga de invitar a los visitantes."Los vecinos de acá y del mundo entero serán bien recibidos, como todos los años”. La fraternidad de Diablos de San Francisco de Yare, un pequeño pueblo colonial es la más vieja del continente americano y tal vez la más organizada.





Lo más emocionante de la jornada es ver a los Diablos danzar al son del repique de la caja, un tambor típico. Bailan por las calles del pueblo para luego arrodillarse al unísono frente a la iglesia, permaneciendo postrados en señal de respeto al Santísimo mientras el sacerdote los bendice. La música y el baile continúan mientras los Diablos -quienes pagan una promesa religiosa al convertirse en demonios de rojas vestiduras y coloridas máscaras- visitan las casas de algunos Diablos difuntos.


La celebración termina cuando al final de la tarde suenan las campanas de la iglesia y la hermandad se dispersa hasta el próximo año, cuando volverán a representar este rito donde el bien debe prevalecer sobre el mal.








DIABLOS DANZANTES DE YARE

La festividad del Corpus Christi es una celebración conocida en Venezuela, popularmente, a través del ritual mágico-religioso de los Diablos Danzantes de Yare, que se celebra desde el siglo XVIII en San Francisco de Yare, estado Miranda.

La fraternidad de Diablos de este pequeño pueblo colonial es la más vieja del continente americano y tal vez la más organizada. Lo más emocionante de la jornada es ver a los Diablos danzar al son del repique de la caja, un tambor típico.

Bailan por las calles del pueblo para luego arrodillarse al unísono frente a la iglesia, permaneciendo postrados en señal de respeto al Santísimo mientras el sacerdote los bendice. La mœsica y el baile continœan mientras los Diablos -quienes pagan una promesa religiosa al convertirse en demonios de rojas vestiduras y coloridas máscaras- visitan las casas de algunos Diablos difuntos.

La celebración termina cuando al final de la tarde suenan las campanas de la iglesia y la hermandad se dispersa hasta el próximo año, cuando volverán a representar este rito donde el bien debe prevalecer sobre el mal. por: Jhon Petrizzelli

LA PROCESIÓN

En esta festividad folclórica se rinde devoción al Santo Patrono San Francisco de Paula, al Santísimo Sacramento y a Jesucristo.

La celebración comienza el miércoles con un velorio donde se cantan fulías, recitan décimas, rezan rosarios y salves hasta el amanecer. Al día siguiente -jueves de Corpus- los promeseros vestidos de diablos realizan danzas alrededor de la plaza y se ubican frente a la iglesia.

Una vez finalizada la misa, la eucaristía es colocada a las puertas de la iglesia y es cuando se establece una especie de lucha entre los diablos y la custodia.

Finalmente, los diablos se rinden ante el Santísimo y se arrodillan en señal de sumisión, de esta forma representan la victoria del bien sobre el mal.

Los diablos recorren las calles, vestidos de rojo y con máscaras, bailando al ritmo de un corrío y, ya cuando están ante el altar o se rinden en señal de respeto, bailan a ritmo de bamba, que es un toque más reverencial.

Participación de la mujer en la Diablada La mujer oye la misa como lo hacen los Diablos, además va a todos los sitios con ellos, se encarga de darles agua, comida, cuidar a los niños y no bailan por las calles con máscaras sino en una casa donde piden prestada una máscara y bailan al frente del altar por una promesa. Todas las promeseras visten faldas rojas y cotas blancas. En la cabeza llevan un pañuelo rojo o blanco.

La Capataz es la máxima autoridad en cuanto a las mujeres, viste totalmente de rojo y sin máscara. El poblado San Francisco de Paula de Yare es la capital del municipio Simón Bolívar del Estado Miranda. Está situado en el Valle del Tuy Medio, a unos 70 kilómetros al sur de Caracas. ¿Cómo se visten los Diablos de Yare? Camisa, pantalón y medias rojas, máscara y alpargatas.

Llevan una cruz de palma bendita, el rosario y la medalla del Santísimo, que por ser difícil de conseguir se sustituye por otra medalla de una imagen religiosa cristiana.

Llevan en una mano una maraca en forma de diablo y en la otra un látigo. ¿Cómo hacer una máscara de Yare ?MáscarasManuel Sanoja es el creador de las máscaras multicolores y con formas de vaca, toro, cochino, etc.

El número de cachos de cada máscara representa un orden jerárquico: la máscara que posee cuatro cachos representa al Diablo Mayor, la que tiene tres simboliza al Segundo Capataz, Tercer Capataz o los Arreadores y, por último, la máscara de dos cachos representa a los Diablos Rasos o Promeseros.Elaboración de las máscarasMateriales* Para el molde: arcilla blanda (blanca), yeso vaciado, madera tallada, cemento.* Máscara: pinturas brillantes, papel periódico y papel de bolsa grueso, engrudo de almidón o cola plástica.*Cachos: un cacho de res vacuna.

ELABORACIÓN DEL MOLDE

Hay dos formas:


1. Mediante un vaciado de yeso sobre cualquier máscara ya elaborada:

* Colocar sobre la parte interna de la máscara ya elaborada una bolsa plástica, cuidando que no esté rota y que no sea de textura muy fuerte.

* Hacer la mezcla de yeso, y vaciarla encima del plástico.

* Dejar secar la mezcla.* Despegar el yeso ya seco de la máscara tomada como base.


2. Trabajando la arcilla, lo que implica un trabajo de mayor acabado, destreza y creatividad:

* Elaborar el molde a través de un modelado en arcilla blanca. Esta es la manera como lo hace la mayoría de los realizadores en Yare.


LA MÁSCARA

* Remojar pedazos de periódicos no muy pequeños, en agua.

* Colocarlos sobre el molde previamente elaborado. Hacer dos capas, la segunda un poco más tupida y haciendo presión sobre la primera.

* Colocar trozos de periódicos engomados sobre la segunda capa. Esto se realiza de seis a ocho veces, siendo la œltima capa, preferiblemente, de bolsa marrón un poco gruesa.

* Dejar secar, quitar la máscara del molde. Internamente quedarán pedazos de las primeras dos capas sueltas; pegarlas con goma o engrudo.

* Recortar los sobrantes de los bordes. * Hacer los orificios de la boca, ojos, nariz y cachos.


LOS CACHOS

* Realizar el mismo procedimiento de la máscara, usando, esta vez, de molde un cacho de vaca. * Al secar, colocar en la parte superior de la máscara, donde se abrieron los huecos para que los cachos pasen.

* Ajustar los cachos utilizando su base inferior.

* Con un pedazo de cartón cortar las orejas y pegarlas debajo de los cachos.

* Decorar y pintar la máscara.


¿Cómo ir? Si quieres conocer de cerca esta festividad, recomendamos los siguientes operadores: John Petrizzelli +58 (212) 753-2597 / +58 (414) 208-3938 Expediciones Makiritare +58 (212) 286-0792 / 286-4371 Candes Turismo +58 (212) 953-2059 / 953-4710 King Tour +58 (212) 761-1496 / 763-5493Fuentes: • Corporación Mirandina de Turismo • Ecograph